Marc Selma: “Ahora la vida me sonríe y vivo más tranquilo”

Marc Selma tras la Ley de la Segunda Oportunidad

Muchos se preguntan qué hay tras la Ley de la Segunda Oportunidad y nuestro cliente explica en primera persona cómo ha sido todo el proceso hasta el perdón de la deuda de 323.000 euros y la actualidad

El juez del perdonó una deuda de 323.000 euros en junio de 2021. ¿A qué se debida dicha cantidad tan elevada?

En abril de 1995 abrí una empresa de cuchillería destinada a servir cuchillos a supermercados, carnicerías, pescaderías, etcétera. Era muy fuerte, ya que hacíamos entregas y mantenimientos en Catalunya y gran parte de España, como Aragón o País Vasco. En algunos establecimientos teníamos hasta 50 cuchillos.

Pero con el paso de los años se empezó a introducir el envasado, lo que provocó que también fueran desapareciendo los mostradores donde se hacía el corte y, por lo tanto, se pasara de dicha cantidad a 6 u 9 cuchillos como mucho. Pero el personal, el kilometraje y los gastos seguían siendo los mismos.

Esto hizo que tuviera que empezar a pedir préstamos y créditos para poder hacer frente a las nóminas. Pero en el año 2016, después de 20 años, me vi obligado a cerrar, ya que la deuda era tan grande que no podía hacer frente a ella.

Entonces, estaba en una situación límite…

Totalmente. Hay que pensar que los proveedores exigían que les pagara, había facturas que no podía abonar, también había pagarés, etcétera. Además de los préstamos fui contratando refinanciaciones, pero la situación llegó a tal límite que no podía pagar ni los créditos, porque estaba en la ruina. He de reconocer que por suerte con Hacienda y la Seguridad Social estaba al día.

Hablamos de nivel empresarial. ¿A nivel personal como le afectó?

Hay que partir de la base que estaba en lo más alto y caí en picado. Tuve que entregar mi casa y el coche al banco, quedándome sin nada. Además, me otorgaron un alquiler social para seguir viviendo en ella, en Anglesola, pero al cabo de un tiempo éste finalizó y me dieron un mes para abandonar la vivienda, teniendo que regresar a Tàrrega, de donde era oriundo.

Anímicamente estaba destrozado. Mi casa se convirtió en un zulo, porque no levantaba las persianas, no iba ni a la habitación a dormir quedándome en el comedor muchas noches, comía cualquier cosa y a deshora, no tenía un horario de dormir fijo. Además, cada día recibía numerosas llamadas de números que desconocía diciéndome que tenía que pagar las deudas y, aunque los bloqueaba, me seguían atosigando des de números de teléfono que no conocía. Estaba hundido.

¿Conocía la Ley de la Segunda Oportunidad?

No. Desconocía totalmente la Ley de la Segunda Oportunidad. De hecho, puede que en alguna ocasión había oído hablar de ella a través de un anuncio o de algún comentario, pero no había hecho caso y tampoco me llegaba a imaginar la importancia que tendría en mi.

¿Cómo conoció Bergadà Asociados y a Marta Bergadà?

Es muy curioso, porque unos amigos que tienen una empresa en Lleida me comentaron un día que tenían una amiga en Agramunt, Marta Bergadà, que era abogada y su despacho se dedicaba a conseguir el perdón de las deudas. Yo era muy reticente, porque no creía nada en todo eso y pensaba que sólo era para sacarme el dinero. Por ello, tardaron casi un año en convencerme.

Finalmente, lo logaron, la llamé y fui un día a su despacho, Bergadà Asociados, para exponerle mi caso y ver qué se podía hacer al respecto. Le llevé toda la documentación y al cabo de poco tiempo después me llamó para decirme que era posible que me perdonaran las deudas, que lo dejara en sus manos pero que teníamos que seguir unos pasos.

Así pues, fuimos al notario, se nombró un administrador concursal y en Bergadà Asociados se hicieron cargo de todo, con todas las facilidades del mundo y transmitiéndome mucha tranquilidad, porque, aunque me dijeron que era un proceso rápido, los nervios estaban presentes, ya que no era tan rápido como a mí me gustaría y todo lleva su tiempo.

De hecho, en el momento en el que dejaron de embargarme la nómina empecé a creer en la Ley de la Segunda Oportunidad, porque yo era muy incrédulo. Empezamos en setiembre de 2020 y junio de 2021 me llamó para decirme que ya no tenía deudas.

¿Cómo recuerda aquel momento?

Estaba haciendo cola en el CAP para hacer una PCR por el Covid-19 cuando me llamaron de Bergadà Asociados para decirme que el juez me había concedido el beneficio de la exoneración del pasivo insatisfecho (BEPI) al aplicar la Ley de la Segunda Oportunidad y, por lo tanto, me había perdona los 323.000 euros de la deuda que tenía.

En ese momento me empecé a llorar como un niño pequeño, porque no me lo creía. Acto seguido, llamé a todos mis familiares y amigos más cercanos porque era una gran noticia. Fue una sensación indescriptible.

Han pasado unos dos años. ¿Cómo ha sido desde entonces?

Tengo que reconocer que estaba tan hundido que no ha sido fácil remontar psicológicamente hablando. Durante un año y medio he sido arrastrando secuelas, ya que el golpe fue muy duro. Como decía antes, estaba en la cumbre, con una posición económica muy cómoda, y de la noche a la mañana precisé ayuda hasta para poder comprar comida.

Actualmente, soy encargado en una empresa de mantenimiento en Lleida y ahora la vida me sonríe y vivo más tranquilo. En otras palabras, tengo una vida ordenada y ya no estoy en aquella situación que explicaba de vivir en un zulo, sino que incluso salgo con mis hijos y mi perro a la calle a pasear alegre, voy a trabajar muy motivado y contento, y hasta me he apuntado a un gimnasio para poder desconectar, algo que hace unos años para mí era impensable. Es más, dejé de hablar, como si fuera mudo, porque no tenía ganas de hacerlo, cuando yo siempre he sido una persona que hablaba hasta por los codos. Ahora vuelvo a ser yo, y Bergadà Asociados me ha ayudado mucho a tener esta tranquilidad que tanto necesitaba.

¿Qué les diría a las personas que se encuentran actualmente en la situación en la que usted estaba?

Que no sean incrédulos y se informen. Yo siempre digo que llamen a Bergadà Asociados porque no pierden nada, que les expliquen su situación y Marta Bergadà y su equipo estudiaran su caso. Tan sólo hay que pensar que el día que te entregan tu documentación con el caso resuelto te invade una sensación difícil de explicar, porque empiezas desde de cero y logras salir de ese pozo en el que estabas poco a poco hasta llegar al 100% de tus capacidades. La vida te cambia totalmente gracias a la felicidad interior que sientes y vuelves a disfrutar de lo que tienes.

Related Posts

Leave a Reply

Suscríbete al Blog



Artículos recientes

Marta Bergadà: "Asistir a encuentros entre profesionales para tratar aspectos sobre la Ley Concursal siempre es positivo, tanto para los abogados como para nuestros clientes"
Marta Bergadà: “Asistir a encuentros entre profesionales para tratar aspectos sobre la Ley Concursal siempre es positivo, tanto para los abogados como para nuestros clientes”
febrero 19, 2024
¿Se puede revocar el plan de pagos dentro del procedimiento de la Ley de la Segunda Oportunidad una vez concedido?
¿Se puede revocar el plan de pagos dentro del procedimiento de la Ley de la Segunda Oportunidad una vez concedido?
febrero 16, 2024
El Juzgado Mercantil de Lleida perdona una deuda de 282.097 euros a una vecina de Agramunt cuyo origen eran los avales a la empresa de su exmarido
El Juzgado Mercantil de Lleida perdona una deuda de 282.097 euros a una vecina de Agramunt cuyo origen eran los avales a la empresa de su exmarido
febrero 12, 2024

¡Podemos ayudarte!

Si necesitas ayuda, por favor ponte en contacto con nosotros a través de nuestro formulario o llámanos.

93 135 33 3391 109 49 33

info@bergadaasociados.com Lun – Vie 08:00-15:00

Quiénes Somos

Somos una Asesoría Jurídica formada por profesionales epecializados en todos los campos relacionados con la Ley de Segunda Oportunidad.

Nuestra pasión por el trabajo que realizamos, se refleja en los innumerables éxitos cosechados y en el aprecio de nuestros clientes. Un reconocimiento fruto de la dedicación, experiencia, conocimiento y empatía que ponemos en cada caso.

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola, ¿en qué podemos ayudarte?