El juzgado de Ceuta perdona una deuda de 247.686 euros a un matrimonio y obliga al banco a rebajar la hipoteca de su vivienda

El juzgado de Ceuta perdona una deuda de 247.686 euros a un matrimonio y obliga al banco a rebajar la hipoteca de su vivienda

La pareja ha sufrido durante más de 20 años una situación de insolvencia generada principalmente por los intereses abusivos de préstamos y tarjetas de crédito

El Juzgado de Primera Instancia número 5 de Ceuta ha perdonado una deuda de 274.686,72 euros a un matrimonio vecino de la ciudad, B. E. V. J. y J. G. A., el cual ha sufrido durante más de 20 años una situación de insolvencia que le llevó a estar al límite. Así pues, el magistrado exonera del pasivo insatisfecho a los clientes de Bergadà Asociados, despacho especializado en Derecho concursal, los cuales han conservado su patrimonio y, además, cabe destacar que dentro de la exoneración también se les ha conseguido rebajado la hipoteca de su vivienda por un importe de 34.895,24 euros.

Los hechos se remontan al 2003, cuando el hombre tenía 21 años y ella con 18 queda embarazada. Tan sólo él trabajaba y de manera eventual, por lo que tras dar a luz se encontraron en una situación precaria. De hecho, tuvieron que residir en diversas viviendas, ya que sin un trabajo fijo ni ayuda de familiares no pudieron encontrar un domicilio fijo, ya que les exigían una nómina fija que ninguno de los dos tenía. Todo ello empezó a generar unos gastos que a largo plazo se volvieron irreversible.

Ese mismo año a la madre de ella le diagnosticaron una enfermedad grave, que por sus características era imposible tratar en la ciudad de Ceuta por falta de recursos, teniéndose que desplazar a la península para iniciar el tratamiento. Esto también supuso gastos en desplazamientos, hospedaje, comidas, etcétera que tuvieron que ser sufragados por el matrimonio. Además, falleció el padre de la mujer y tuvieron que asumir sus deudas.

Dada dicha situación, “no nos quedó otra opción que solicitar préstamos y tarjetas para poder comer y subsistir, y, sobre todo, para cubrir los gastos del bebé. De hecho, ese dinero no lo utilizamos para nada relacionado con el ocio”, recuerda la mujer.

No obstante, “siempre tuvieron la esperanza que la situación acabaría mejorando, pero no tardó mucho en volver a empeorar”, explica la abogada y socia fundadora de Bergadà Asociados, quien ha llevado el caso, Marta Bergadà. Y es que, los intereses de los créditos solicitados eran cada vez más elevados y los pagos se empezaron a retrasar, lo que también generó una crisis dentro de la pareja.

Pese a ello, los dos lograron encontrar un trabajo estable. Esto los animó a comprar una vivienda y un vehículo para poder desplazarse hasta el puesto de trabajo. Pero en 2012, pese a notar una mejoría económica, sufrieron el recorte en la paga extra, “la cual era necesaria para estar al día de los pagos”, señala la mujer. Por ello, se le hizo imposible seguir haciendo frente a los créditos y tarjetas solicitadas con anterioridad y tuvieron que volver a refinanciar hasta el llegar al crítico punto de tener la cuenta en negativo todos los meses para hacer frente a los pagos pendientes.

En este sentido, la clienta de Bergadà Asociados añade que “a la hora de pedir una tarjeta de estas características es muy sencillo, ya que se puede hacer desde el sofá y a través del móvil, pero no te explican que los intereses son elevadísimos y atentan contra las personas más vulnerables“. Por su parte, Marta Bergadà expone que “hay que tener mucho cuidado con ellas, ya que a medio o largo plazo se pueden convertir en un auténtico problema”.

Durante estos años complicados también nació su segundo hijo y, paralelamente, las cuotas de la hipoteca fueron subiendo debido a los intereses. “Se nos hacía complicado hasta pagar los libros del colegio”, señala la mujer. Así, el matrimonio tomó la drástica decisión de dejar de abonar las cuotas de los créditos y destinar la totalidad de sus ingresos al sustento familiar, al bienestar de los sus hijos y al pago de la hipoteca.

Fue en durante el verano de 2020 cuando un compañero de trabajo de ella le dijo que había visto un vídeo por Internet en el cual se explicaba cómo a una persona le habían perdonado sus deudas gracias a la Ley de la Segunda Oportunidad. “La desconocía completamente y al tener conocimiento de ella me puse a investigar. Conforme iba leyendo me di cuenta que éramos candidatos a acogernos a esta ley“, expone la mujer.

Así, en diciembre de aquel año el matrimonio acudió a un despacho jurídico. “Aportamos toda la documentación y fuimos abonando las correspondientes cuotas. Pero fueron pasando los meses y vimos que no hacían nada. Además, yo conocía Bergadà Asociados gracias al foro de Facebook que gestionan, por lo que nos pusimos en contacto con Marta Bergadà y su equipo el pasado mes de febrero”.

La sorpresa se produjo al confirmar que ese despacho no se había ocupado en absoluto de su caso y que la documentación presentada estaba caducada. “Pese a que ya habíamos pagado hasta ese momento una cantidad de dinero muy elevada, haciendo muchísimos esfuerzos, contratamos los servicios de Bergadà Asociados“, añade la mujer, mientras que Marta Bergadà puntualiza que “hasta la fecha sólo habían sufrido adversidades”.

De este modo, el despacho ubicado en la localidad leridana de Agramunt se puso a trabajar rápidamente en el caso. “En todo momento se nos informó de los pasos que se estaban dando y al instante se resolvían las dudas que se nos iban generando, algo que nos daba mucha tranquilidad, la cual era muy necesaria”, señala la mujer.

Hace unas pocas semanas el matrimonio recibió la noticia que se les habían exonerado todas sus deudas y, además, se les había rebajado la hipoteca. “Nunca olvidaré la llamada de Marta Bergadà. Yo estaba trabajando y cuando me lo contó me puse a llorar, ya que habíamos sufrido mucho. Los compañeros y mi jefe me dijeron que me fuera a casa para decírselo a mi marido y desde que llegué hasta bien entrada la noche estuvimos llorando de alegría. A día de hoy todavía no nos lo podemos creer”, comenta.

Por ello, “ahora vemos el futuro con mayor optimismo. Marta Bergadà y su equipo son nuestras hadas madrinas, porque nos han ayudado a salir adelante y sin tener la pesada mochila de las deudas. Todo lo que hemos vivido no se lo deseamos ni a nuestro peor enemigo y, poco a poco, iremos remontando sobre todo psicológicamente“, concluye.

Por su parte, Marta Bergadà reflexiona que “hay muchas familias que durante años lo han pasado muy mal, ya que han sufrido muchas adversidades en su vida, y todavía siguen en esa situación límite. Por eso, no han de tener miedo a contactar con un abogado especialista en la Ley de la Segunda Oportunidad, ya que si son deudores de buena fe podrán dejar en el pasado todo lo malo y ver el futuro con otros ojos”.

Related Posts

Leave a Reply

Suscríbete al Blog



Artículos recientes

Marta Bergadà: "Asistir a encuentros entre profesionales para tratar aspectos sobre la Ley Concursal siempre es positivo, tanto para los abogados como para nuestros clientes"
Marta Bergadà: “Asistir a encuentros entre profesionales para tratar aspectos sobre la Ley Concursal siempre es positivo, tanto para los abogados como para nuestros clientes”
febrero 19, 2024
¿Se puede revocar el plan de pagos dentro del procedimiento de la Ley de la Segunda Oportunidad una vez concedido?
¿Se puede revocar el plan de pagos dentro del procedimiento de la Ley de la Segunda Oportunidad una vez concedido?
febrero 16, 2024
El Juzgado Mercantil de Lleida perdona una deuda de 282.097 euros a una vecina de Agramunt cuyo origen eran los avales a la empresa de su exmarido
El Juzgado Mercantil de Lleida perdona una deuda de 282.097 euros a una vecina de Agramunt cuyo origen eran los avales a la empresa de su exmarido
febrero 12, 2024

¡Podemos ayudarte!

Si necesitas ayuda, por favor ponte en contacto con nosotros a través de nuestro formulario o llámanos.

93 135 33 3391 109 49 33

info@bergadaasociados.com Lun – Vie 08:00-15:00

Quiénes Somos

Somos una Asesoría Jurídica formada por profesionales epecializados en todos los campos relacionados con la Ley de Segunda Oportunidad.

Nuestra pasión por el trabajo que realizamos, se refleja en los innumerables éxitos cosechados y en el aprecio de nuestros clientes. Un reconocimiento fruto de la dedicación, experiencia, conocimiento y empatía que ponemos en cada caso.

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola, ¿en qué podemos ayudarte?